Playlist de Como una luna en el agua

Estas son las canciones que suenan en mi nueva novela…

https://play.spotify.com/user/118042720/playlist/4ornpOlcnetPWMHg0J4trs

Una historia que comienza así…:

lunaportada

Soy la chica que está cantando en el jardín con voz de gato, vestido azul, taconazos y chupa de cuero negra. No soy cantante, canto con Los Desprevenidos porque suelen actuar los fines de semana en fiestas privadas y a mí me gusta estar fuera de casa esos dos días. Durante la semana me acompañan los ruidos de mis vecinos: gritos, peleas, televisores, cañerías, niños llorones y sillas que no paran de arrastrarse, pero los fines de semana desaparecen y yo me quedo sola con mi mente melodramática. No lo soporto. Prefiero huir del pasado, zafarme de los recuerdos y centrarme en el aquí y en el ahora. Donde estoy, donde está mi cuerpo y mi voz que ahora canta el There is a Light that Never Goes out de los Smiths sin que nadie nos haga ni caso.

Anuncios

Sobre Allegra

Sobre Allegra:

Me gusta dibujar desde que con tres años empecé a hacer Pollocks con rotuladores Cariocas en cualquier superficie que salía a mi paso, lo que pasa es que, por inercia y por tradición familiar, acabé estudiando Derecho y después trabajando en el bufete de mi padre hasta el día en que me sorprendí dibujando, en los papeles de un caso de divorcio que llevaba, a una mujer que huía con un vestido largo y vaporoso. Esa mujer era yo. Y entonces lo sentí. Lo que había sentido tantas y tantas veces, de pronto fue una certeza insoslayable: tenía que salir de allí como fuera porque hacía mucho tiempo que había dejado de ser yo. ¿Y quién era yo?

CONTRATOVESTIDO

Keira-Knightley-VF-32-2014_980x571

lunaportada

Gracias a Luzerna Trotaversos por el dibujo del vestido azul.

Ya la venta Como una luna en el agua

Ya está a la venta mi nueva novela #ComoUnaLunaEnElAgua que comienza con una chica, un chico, una fiesta y una canción.

La canción es esta…

La chica, el chico y la fiesta los tienes que poner tú, con tu imaginación

Sinopsis:
Allegra conoce en una fiesta a Adrián, un joven actor, con el que vive una noche loca. Todo parece que acaba ahí, pero a la fiesta le sigue un encuentro casual, y otro y otro…
Condenados a reencontrarse una y otra vez, Adrián empieza a sentir algo más. A ella, en cambio, todavía le duelen demasiado las heridas de una relación pasada y se niega a volver a sufrir por amor. Prefiere que su relación sea solo de pura piel, sin alma, pero ¿podrá impedir Allegra que el sexo no despierte al amor y a los sentimientos?

Links de compra:
Amazon.es:
http://www.amazon.es/Como-luna-agua-Gema-Samaro-ebook/dp/B00NJ22O96

Amazon.com:
http://ow.ly/BvYZ4

Fnac:
http://ebooks.fnac.es/ebooks-de-Gema%20Samaro-9055/como-una-luna-en-el-agua-gema-samaro-9788483650196

¡Graciasssssssss !

Atraco imperfecto

“La última línea del espejo” sale el día 13 de marzo, es la continuación de “Entre las azucenas olvidado”, aunque se puede leer de forma independiente, y arranca con un atraco imperfecto.
bolsa1

La mañana era tan perfecta que ni nos inmutamos cuando un tipo con una bolsa de papel de una hamburguesería en la cabeza salió a nuestro paso:

  —Fjewisfgielikie —dijo el tío de la bolsa.

Eva y yo nos miramos y soltamos una carcajada. El señor se había hecho dos agujeros para los ojos y había abierto una ranura para la boca, pero la bolsa se había ladeado de tal forma que no se le entendía nada.

—¿Podemos ayudarle en algo? —preguntó Eva, sin poder contener la risa.

—Kefjeiwsfejiowe.

—Disculpe, ¿se podría quitar la bolsa? Es que no le oímos —propuse llevándome el dedo índice a la oreja.

El hombre se ajustó la bolsa para que coincidiera la abertura con la boca y, de nuevo, se dirigió a nosotras:

—Buenos días, señoras —soltó con una inclinación de cabeza que por poco hizo que la bolsa saliera disparada.

Nosotras rompimos a reír, mientras el tipo volvía a ajustar la bolsa a la cabeza.

—Buenos días. —Logramos decir al fin.

—No quiero asustarlas…

—No, tranquilo. No nos asusta… —repliqué sin poder reprimir la carcajada.

Era un tipo alto, atlético, joven a tenor de su voz, de sus manos y de su vestimenta, una camiseta de rayas y unos pantalones vaqueros desgastados.

—Siento abordarlas de esta forma, pero no me queda más remedio que hacerlo así.