¡Hola!

Sin manos

 

 

Imagen

 

El presidente de China y su esposa están por primera vez de visita oficial en Holanda y la reina les ha recibido sin manos. La moda de ponerse el abrigo sobre los hombros ha amputado las manos de Máxima, que parece incómoda y desubicada, frente al aplomo y el poderío de Peng Liyuan, cantante de ópera y esposa del Presidente chino.

Imagen

Máxima no puede ser más trendy, se ha puesto hasta el turbante, va impecablemente a la moda y Peng Liyuan se parte de risa, mientras piensa que ni por exigencias del guión se quedaría ella manca.

Fotos: http://www.hola.com

Tamara se cambia de casa

Ha salido el ¡Hola! con Tamara de portada. Me encanta Tamara porque es lo que es, lo asume y lo defiende. Frente a la absurda moda de las pijas que insisten en su normalidad, en que son chicas como tú, Tamara no se esconde, ni disimula y posa, cortando manzanas y removiendo cuscús, en su ático alquilado de de 120 metros con una sola habitación con vistas al Retiro.

Imagen

Las explicaciones de por qué se cambia con lo estupendo que era su apartamento de Ópera son también maravillosas: su amiga Frabiz se ha casado, ha tenido un niño, y ella ya no pintaba nada allí.

Imagen

Además, el lugar preferido de su casa no es el vestidor de Ikea (ella va a IKEA, no como las sencillas-fake) sino la terraza con vistas a la Concepción y al Retiro, terraza que ha dedicado a la Virgen María.

Además de ser tan pía, tiene una madre que dan consejos de los de toda la vida: que ahorre y que se compre su propio piso, porque el alquiler es un desperdicio de dinero.

Y para terminar de abocetar este divino perfil, Tamara es una chica independiente que tres veces a la semana  se va a casa de su madre, donde en ocasiones se queda a dormir.

Sabia decisión porque como en casa de la madre no se está en ninguna parte.

¡Es ideal!

(Esto de lo ideal me ha hecho recordar lo mucho que echo de menos los tiempos en que comentaba el ¡Hola! con las Chicas Ideales).