Atraco imperfecto

“La última línea del espejo” sale el día 13 de marzo, es la continuación de “Entre las azucenas olvidado”, aunque se puede leer de forma independiente, y arranca con un atraco imperfecto.
bolsa1

La mañana era tan perfecta que ni nos inmutamos cuando un tipo con una bolsa de papel de una hamburguesería en la cabeza salió a nuestro paso:

  —Fjewisfgielikie —dijo el tío de la bolsa.

Eva y yo nos miramos y soltamos una carcajada. El señor se había hecho dos agujeros para los ojos y había abierto una ranura para la boca, pero la bolsa se había ladeado de tal forma que no se le entendía nada.

—¿Podemos ayudarle en algo? —preguntó Eva, sin poder contener la risa.

—Kefjeiwsfejiowe.

—Disculpe, ¿se podría quitar la bolsa? Es que no le oímos —propuse llevándome el dedo índice a la oreja.

El hombre se ajustó la bolsa para que coincidiera la abertura con la boca y, de nuevo, se dirigió a nosotras:

—Buenos días, señoras —soltó con una inclinación de cabeza que por poco hizo que la bolsa saliera disparada.

Nosotras rompimos a reír, mientras el tipo volvía a ajustar la bolsa a la cabeza.

—Buenos días. —Logramos decir al fin.

—No quiero asustarlas…

—No, tranquilo. No nos asusta… —repliqué sin poder reprimir la carcajada.

Era un tipo alto, atlético, joven a tenor de su voz, de sus manos y de su vestimenta, una camiseta de rayas y unos pantalones vaqueros desgastados.

—Siento abordarlas de esta forma, pero no me queda más remedio que hacerlo así.

Anuncios

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s