Tamara se cambia de casa

Ha salido el ¡Hola! con Tamara de portada. Me encanta Tamara porque es lo que es, lo asume y lo defiende. Frente a la absurda moda de las pijas que insisten en su normalidad, en que son chicas como tú, Tamara no se esconde, ni disimula y posa, cortando manzanas y removiendo cuscús, en su ático alquilado de de 120 metros con una sola habitación con vistas al Retiro.

Imagen

Las explicaciones de por qué se cambia con lo estupendo que era su apartamento de Ópera son también maravillosas: su amiga Frabiz se ha casado, ha tenido un niño, y ella ya no pintaba nada allí.

Imagen

Además, el lugar preferido de su casa no es el vestidor de Ikea (ella va a IKEA, no como las sencillas-fake) sino la terraza con vistas a la Concepción y al Retiro, terraza que ha dedicado a la Virgen María.

Además de ser tan pía, tiene una madre que dan consejos de los de toda la vida: que ahorre y que se compre su propio piso, porque el alquiler es un desperdicio de dinero.

Y para terminar de abocetar este divino perfil, Tamara es una chica independiente que tres veces a la semana  se va a casa de su madre, donde en ocasiones se queda a dormir.

Sabia decisión porque como en casa de la madre no se está en ninguna parte.

¡Es ideal!

(Esto de lo ideal me ha hecho recordar lo mucho que echo de menos los tiempos en que comentaba el ¡Hola! con las Chicas Ideales).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s