Las joyas de la abuela

Kate lo ha hecho. Necesitaba estar radiante en su primera aparición pública del año, en un acto benéfico en el National Portrait Gallery de Londres, y le ha pedido a la abuela política el collar de diamantes que le regaló por su boda Nizam de Hyderabad.

Imagen

Yo no me atrevo a pedirle a mi abuela ni la bisutería, pero Kate es muy valiente. Está hecha de una pasta especial, es espontánea, libre, fuerte, decidida y no necesita a nadie, ni nada para brillar por sí misma.

(El vestido que lució, de Jenny Packham, ya se lo puso en octubre).

Imagen

Ella lo sabe y su abuela política también.

Imagen

Por eso, porque la abuela lo sabe, le presta las joyas con la misma certeza de Monet:

Es a fuerza de observación y reflexión que uno encuentra un camino.

Claude Monet

Imagen

Anuncios