Rebeldes y sumisas

Hay una tendencia en el mercado editorial romántico que viene marcada por dos tipos de mujeres: las rebeldes del XV al XIX y las sumisas del XXI.

¿Por qué el mundo al revés?

¿Por qué este aluvión de criaturas dispuestas a someterse a tormentos varios cual penitente en Semana Santa? ¿Por qué no queda nada para que salga al mercado Los 50 días de Antonio, ese hombre sádico que deja a su amada cual queso de Gruyère a golpe del ñinnnnnn, ñinnnnnnnnn de la Black&Decker*?

Hombre al que la prota por supuesto que redimirá porque si tiene esos gustos raritos es por culpa de la madre o del padre, o del tío, o de la abuela… o de todos a la vez, esos impresentables inadaptados que en su día no le compraron la mini perforadora de papel y de aquellos lodos, estos polvos… Bueno, ya me entendéis.

La respuesta la tiene E. J. James, la madre de Grey que dice: “A todos nos gusta tener esa fantasía respecto al control, porque estamos hartas de organizar la casa, la vida, las facturas, y apetece pensar que otra persona se encarga de dirigírnosla”.

http://www.lavanguardia.com/cultura/20120619/54314339352/trilogia-erotica-cincuenta-sombras-arrasa.html

Y frente a la fantasía de control, estaría la otra tendencia que es la de la reivindicación de la rebeldía.

Las razones de la reivindicación de la rebeldía son obvias. No hace falta más que leer la prensa cada día.

Este grupo estaría formado por las historias de amor de mujeres del pasado que buscan su identidad al margen de las imposiciones de la sociedad en la que viven, que no se someten, que no son sumisas ni calladas, sino que desafían su frustrante realidad social a pesar de la amenaza del castigo y del rechazo.

Lo que pasa con estas heroínas es que, y a pesar de que existieron mujeres así que la historia ha silenciado, se corre el peligro de caer en la extemporaneidad/patochada delirante.

Me refiero a todas esas protas que del XVI solo tienen el peinado, las sayas, las basquiñas y los chapines, porque por lo demás son mujeres con mentalidades del XXI que hasta dicen “¿me entiendes?”.

Pues eso.

Dos tendencias…

*Esto del ñinnnn de la B&D se lo debo a mi amiga la GRAN Victoria Serrada, mi maestra y mi musa.

Anuncios

One comment

  1. Solo pensar que otra persona se encargue de organizar mi vida y mis “puedo o no” me hace hervir la sangre.
    Otra cosa que causa en mi el mismo efecto (olvidando por un rato las noticias de actualidad) es la obsesión por copar el mercado editorial de lo que se lleva en el momento, veasé lores-colmillos-seres alados-esposas,látigos,escatologías varias…
    Y como conclusión a tu artículo (acertado y divertido a partes iguales) diré que el mundo va al revés porque la cara de asombro nos sienta taaan bien. jajajaja
    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s